Informe del mercado en el mes de noviembre de 2007 de Superfund

Los índices mundiales de acciones revirtieron su tendencia en noviembre dado que las preocupaciones acerca de la crisis crediticia volvieron a ocupar un lugar central en medio de anuncios de mayores pérdidas por parte de los principales bancos mundiales. Los datos del empleo en todo el mundo continuaron ofreciendo apoyo moderado; sin embargo, la menor confianza de los consumidores e inversores condujo a significativas pérdidas en los índices S&P500, Hang Seng, Nikkei y DAX.

Los mercados mundiales de bonos y dinero siguieron obteniendo firmes ganancias dado que aumentaron las expectativas de futuros recortes de tasas a causa de la debilidad del mercado inmobiliario de EE.UU. y las conversaciones de la Fed que sugieren todavía más debilidad para la economía de EE.UU. El Euro alcanzó niveles récord debido a que el BCE mantuvo su política. Los mercados emergentes sufrieron una debilidad de corto plazo ya que se extendió la incertidumbre económica a nivel mundial.

Los mercados energéticos cerraron en baja luego de haber alcanzado sus niveles históricos más altos a principio de mes. La incertidumbre económica mundial y el relativo clima templado superaron las proyecciones de una fuerte demanda general y condujeron a una baja de los valores. El oro cerró en baja dado que los decrecientes mercados energéticos limitaron su valor como una protección contra la inflación. Los metales de base operaron abruptamente en baja en medio de una caída de corto plazo en la demanda china y la persistente debilidad del mercado inmobiliario en EE.UU. Los mercados de granos se recuperaron a fin de mes por la fuerte demanda de exportaciones atada a un dólar históricamente bajo, mientras que las carnes cayeron por las expectativas de una demanda por debajo de la par en época de vacaciones.