Revisión de Performance – Julio 2007

Luego de tres meses muy exitosos, las inesperadas correcciones experimentadas por el mercado durante los últimos días de Julio resultaron en una disminución del valor o “drawdown” de los fondos Superfund.

Preocupación por la crisis hipotecaria del mercado Norteamericano

Los drawdowns fueron causados por repentinas y agudas contra-tendencias en varios mercados. La crisis en el sector hipotecario de alto riesgo en los EEUU llevó a correcciones en los mercados globales de acciones, los cuales habían estado en una tendencia alcista en los últimos meses. Los mercados internacionales futuros de bonos y de tasas de interés, que habían estado moviéndose en la dirección opuesta, fueron abruptamente empujados hacia arriba. Similarmente, los contratos de monedas de US Dólar y JP Yen experimentaron reversiones sustanciales por varios días. Sumado a estos cambios direccionales en la mayoría de los mercados de futuros financieros, los mercados de commodities también vieron fuertes movimientos de baja. Los mercados de metales tales como el oro y el platino, que habían estado en alza, experimentaron correcciones significativas hacia abajo. Incluso los mercados de agricultura tales como los de cacao y soja vieron grandes reversiones a sus tendencias alcistas recientes.

Todos estos diferentes mercados financieros y de commodities, que a largo plazo muestran virtualmente ninguna correlación con el otro, exhiben el mismo comportamiento fundamental en el corto plazo hacia el cierre de Julio. En su mayor parte, las prevalecientes tendencias alcistas tuvieron una caída, y las tendencias predominantemente a la baja se corrigieron hacia arriba. La convergencia de tales eventos es inusual pero ocurre ocasionalmente en los mercados y es bastante difícil de predecir.

Corrección de corto plazo luego de tres meses positivos consecutivos

En la mayoría de los mercados, las estrategias de “trading” de Superfund todavía no han alcanzado sus límites de “stop”. Si las correcciones en los mercados de futuros continúan, las posiciones abiertas serían cerradas automáticamente como resultado de parámetros definidos dentro de los sistemas de “trading” de Superfund. En contraste, si los mercados regresan a sus tendencias originales, las posiciones abiertas rápidamente retornarían a territorio positivo. Los controles en el manejo del riesgo en Superfund son rigurosos y consistentes, utilizando las órdenes de “stop-loss” para cuidadosamente limitar los riesgos de todas las posiciones. Los resultados en la performance a largo plazo de los fondos Superfund son testimonio del éxito de su estilo de inversión.

Drawdowns temporarios no escapan de lo normal en los sistemas de seguimiento de tendencias. En contraste con otras clases de activos tales como acciones o bienes raíces, los fondos Superfund han sido capaces de sobrellevar esperados y altamente transparentes periodos de volatilidad, recuperándose rápidamente, en la mayoría de los casos, de estas bajas. De hecho, la experiencia pasada prueba que estos períodos de drawdowns ofrecen excelentes oportunidades de compra para los inversores, un hecho muy conocido por participantes profesionales del mercado. Es también interesante notar que estadísticamente, la segunda parte del año produce resultados superiores a los de la primera parte, ya que tendencias particularmente fuertes y bien definidas suelen emerger en el otoño.

El rol de “airbag” de los fondos de managed futures en tiempos problemáticos

En momentos como este se puede alegar que los fondos de managed futures ya no sirven su propósito de “airbag” ante desplomes en mercado de acciones y que fallan en proteger las carteras de inversiones. Esta interpretación es simplemente falsa. Debido a la sostenida tendencia alcista en los mercados de acciones desde el 2003, los sistemas de trading de Superfund han mantenido posiciones “long” en estos mercados, siguiendo dicha tendencia. La consecuencia de esto es que las correcciones a corto plazo en los mercados de acciones tienden a coincidir con el declinar de la performance de los fondos Superfund. Tan pronto como una tendencia de baja esté establecida, los sistemas de Superfund cambiarán a posiciones “short”, obteniendo ganancias de los movimientos hacia abajo de las acciones. Toma tiempo reconocer un cambio de dirección como este en el mercado, y el período de transición lleva consigo inevitables pérdidas a corto plazo. Entre Abril del 2000 y Marzo del 2003, el índice MSCI World de acciones perdió cerca de 48% de su valor – mientras que Superfund Q-AG presentó un retorno neto de +121%.