2008, un buen año para todos los fondos Superfund

Las correcciones en diversos mercados hicieron que los sistemas de trading de Superfund cedieran parte de la fuerte performance reciente acumulada desde principio de año. No obstante, todos los fondos Superfund continuaron positivos en 2008. El fondo Superfund A EUR SICAV generó un retorno neto anual de +14,5 %, el dinámico fondo Superfund B EUR SICAV obtuvo un rendimiento del +19,6% y el agresivo fondo Superfund C EUR SICAV logró una performance neta de +21,8%. Además, los nuevos fondos de oro Superfund Gold han logrado retornos positivos de +19,6% (Superfund Gold A) y +20,9% (Superfund Gold B) respectivamente.  Los resultados de los últimos pocos meses demuestran que los fondos Superfund han alcanzado atractivos retornos netos de dos dígitos para sus inversores a pesar de la incertidumbre en el mundo financiero.
 
Informe mensual del mercado: julio de 2008 
Los índices de acciones mundiales abrieron el mes bajo gran presión debido a que el fracaso de un importante banco de EE.UU. se combinó con temores de que los tenedores mayoritarios de deuda hipotecaria de EE.UU., Freddie Mac y Fannie Mae, estuvieran en riesgo de caer en insolvencia. La Fed, el Congreso y el Departamento del Tesoro se vieron obligados a tomar medidas adicionales para reestablecer la confianza en los mercados financieros. Las acciones de EE.UU. se recuperaron y cerraron con resultados positivos luego de que la Fed garantizara la deuda de las entidades patrocinadas por el gobierno. El dólar ganó soporte hacia fin de mes ya que la confianza pareció restablecida en forma temporal. En conjunto, los datos económicos mundiales continuaron siendo desalentadores, lo que condujo a la fortaleza de los bonos y los mercados de dinero, a pesar de los duros datos sobre la inflación general. La abrupta venta en los mercados energéticos, ayudada en parte por la fortaleza del dólar hacia fin de mes, preparó el terreno para que los bancos centrales realcen los riesgos del crecimiento económico sobre la inflación. Las pruebas con misiles realizadas a principio de mes en Irán y las correspondientes denuncias de Israel y los EE.UU. quedaron opacadas cuando las crecientes pruebas de una importante destrucción de la demanda aplastaron la suba del precio de los mercados energéticos. El oro revirtió las ganancias de principio de mes en acciones relacionadas, mientras que los metales industriales cedieron bajo el peso de la debilidad económica. Los productos agrícolas desde los granos hasta el cacao y el café cayeron debido a que el excelente clima reforzó las perspectivas de producción.